2.12.12

La bixa.

El miércoles, mientras iba de camino al trabajo, me encontré escondido entre un árbol y el bordillo de la acera un conejo, que ni se movía, ni se quejaba si le tocaban, empapado y en los huesos. Asustada, localicé a la presidenta de mi protectora y le conté lo que pasaba. Volví hacia casa con tupper, bolso, chaquetas, etc y un conejo, lo coloqué como pude en una jaula enana, le puse comida y corriendo a trabajar.

A la vuelta de trabajo, gracias a ayudas varias, conseguí piensos, consejos y todo lo demás y empezó mi aventura con la bolita de pelo. Parecía una hembra así que la llamé bixa y empecé a buscarle casa. La peque resultó no ser tan peque (es una adulta ya bien madura), era una tragona, asustadiza y super cariñosa.

Cada mañana y cada noche devoraba un plato de pienso ante mis narices y otro tranto del siguiente que le rellenaba. El tazón de agua, bajaba con unos lengüetazos que impresionaban (era una aspiradora con lengua) y no hablemos de la escarola, daba gusto verla desaparecer en ese morrito oscuro.

Mientras me duchaba o hacia cualquier cosa en el baño la tenía suelta por ahí y poco a poco me fue pillando confianza, me olía, me pisaba, me miraba y me seguía.

Ayer (sábado, después de tres días y medio), la entregué para que se la llevaran a su nueva dueña. Estuvimos esperando al destino fatal, sentadas en un banco, ella acurrucada en mí y yo rescádola todo el rato.

Es el primer conejo con el que tengo trato y me ha dejado vacía, tres día que ha estado a mi lado, tres días para demostrar lo genial que era. Ahora está en un sitio increíble, super bien cuidada, pero mi vena egoísta me pregunta una y otra vez por qué no me la quedé.

Quiero ser realista, quiero ser consciente que conmigo no estaba bien, mi situación actual no le iba a ayudar mucho, pero me tiene enamorada. Te echaré de menos, bixa escandalosa. Eras un peluche, un peluche rechazado y ya sabes, que tengo una debilidad terrible para este tipo de personalidad.


Recordad: Morded o Seréis Mordidos

3 mordiscos:

Herel dijo...

¿Y por qué no te la quedaste? Con la jauría de bichos que has tenido...

Zuvieh S.F. dijo...

Un animal del tamaño de un gato no puede vivir en un cuarto de baño menor a 2x2m, en una jaula de 80x40x40cm. Eso no era vida, era una tortura.
Además, mis padres no la querían en casa.

Zuvieh S.F. dijo...

Mira la bandeja donde está la foto, ESO era su jaula. :(

  

  

Visitas desde octubre 2002: (Estadisticas)