27.11.11

I.

I. es un personaje (no sé cuánto tiene de real y cuánto no) que apreció en mi vida a finales del 2005. Es alguien que apareció sin casi nada que aportar, realmente casi ni me acuerdo de cómo apareció pero sí sé de dónde. Poco a poco fue cobrando importancia en mi vida, sobre todo porque le usaba de vuelco de mis frustraciones y algún lloriqueo (bueno, un montón). Le chinchaba, le provocaba y le atacaba, y seguía ahí.

Poco a poco, debí aburrirle, y desaparecía y al tiempo o él o yo retomábamos el contacto. Más tarde empecé yo también cortar contactos. Nos vimos algunas veces con más o menos éxito...

Un día se metió con el chico con el que estaba empezando a tener algo y le paré los pies. Se hartó y adiós. Eso fue en el 2008, a mediados de septiembre. Desapareció.

Para su cumple, le molesté y dijo que no quería saber más de mí y empecé a borrarlo de mi vida. Cuando se supone que ya no contaba con él para el resto de mi existencia, el tío va y empieza a aparecer, que no quiero salir aquí que me borres en el fichero de tal, que esto y esto otro... De las exigencias, pasaron a otros mails puntuales que aparecen cuando menos te lo esperas descolocándote totalmente (el día que conocí/enamoré el chico con el que estuve saliendo hasta hace poco, también se hizo notar este personaje). Aparece, le contestas... y tal vez hasta te responde y al final desaparece sin decir nada, dejándote la sensación de que has hecho otra vez algo mal.

Estoy harta, harta en serio... No quiero sentirme así, que cuando aparezca un correo suyo se me revuelva la vida entera, de tener miedo a contestar, y a ser yo misma, porque se irá tal vez porque: ¿lo he molestado? ¿lo he ofendido? ¿porque me odia? Y si me odia, ¿por qué insiste? ¿Debería ignorar yo sus correos? ¡Debería marcarlo como spam? Pese a que es él el que me busca, siempre es el que me acaba rechazando.

El problema es ¿rechazando? ¿me tomas el pelo? Nunca tuvimos nada, y seguimos sin tenerlo, la tensión sexual se notó y pienso que cada vez se nota más, al menos por su parte. Yo estuve loca por él, seguramente me hubiera humillado de cualquier manera por un poco de su atención, es más, me humillé y mucho. Mis amigos/as me decían que lo dejara, pero yo erre que erre, entonces lo hizo, muchas veces (lo de rechazarme, digo)... Pero ahora, sólo contesto a sus correos, no le pido nada, pero tampoco le doy nada, pero sigue dejándome esa sensación.

Tal vez las cosas podrían haber sido de otra manera, tal vez él y yo seríamos la pareja perfecta. Tal vez muchas cosas, pero no fueron, no han sido, y la vida sigue. El próximo mail no sé qué haré con él, aunque pasarán meses hasta que aparezca, y para entonces tal vez hay alguien mejor en mi vida que no me de tantos problemas... A saber.

Recordad: Morded o Seréis Mordidos

    # Escuchando...  AYABIE; last note

1 mordisco:

Chota dijo...

Es mas simple de lo que parece, eres un elemento importante en su vida pero distante, tiene otras ocupaciones, tareas, quien sabe pero no te olvida. Deberias plantearte decirselo o simplemente enseñarle el blog. Encarar al problema.

Quedandote con dudas no llegas a ninguna parte.

  

  

Visitas desde octubre 2002: (Estadisticas)