5.8.08

Desde los parajes montañosos.

Y volvimos de donde trabaja mi hermano.
Y todo eso está lleno de montañas, claro es los pirineos.
Y hacía menos calor que aquí.
Y no había internet, ni móvil (me lo había dejado) y me aburrí mucho.
Y no conocía la zona para poder corretear libremente.
Y mi padre me compró dos libros: uno sobre brujas catalanas y otro sobre pirenaicas.
Y no había ni pipo, ni mi almohada, ni los bichines, ni la xinxi.
Y a los 6 les eché mucho de menos.
Y me seguí aburriendo.
Y el PC de mi hermano funcionaba sólo cuando quería y no lo sabía arreglar.
Y no sabía estar quieta pero tampoco quería estar en movimiento.
Y las cosas eran muy bonitas pero Andorra está demasiado masificada.
Y en el chino de ahí vendían libretas muy chachis.
Y las hormonas hicieron de mí lo que quisieron.
Y mi libro electónico dejó de funcionar y me asusté mucho.
Y.. y...

Joder, qué a gusto se está en tu propia casa, con tu propio microclima, con pipo, la xinxi, los bichines (Auron, Tifa y Logi) y una almohada que te quiere y te mima a la hora de dormir.

Recordad: Morded o Seréis Mordidos

    # Escuchando...  Solitude Aeturnus; Concern.

2 mordiscos:

Buscando un camino dijo...

Bueno no hay nada como el hogar dulce hogar aunque a veces nos viene bien salir a ver lo que se cuece por ahi. Que susto lo del libro :-s

Jean Bedel dijo...

¿No había Internet? ... uff, que mal lo has debido pasar :-)

  

  

Visitas desde octubre 2002: (Estadisticas)