12.11.04

DONG... DONG...

Allí se encontraba, asomada en la barandilla, mirando hacia el mar, era un hermoso paisaje, a sus espaldas la terraza con la iglesia... Le traía muchos recuerdos, era bonito, era tranquilo y tenía un olor muy agradable.

Pocas veces vale la pena recordar, pero ese es uno de los momentos, cuando notó que alguien le observaba y se dio la vuelta. Y la vio, su silueta, con su postura orgullosa y segura. Venía hacia ella, vestida de negro, con el pelo largo, con cara de pocos amigos. En el fondo es buena, se decía a si misma, pero por el exterior no lo parecía. Su afición, de destrozar los corazones de aquellos pobres desgraciados que intentaban enamorarla y controlarla, le había dado muy mala fama.

Se apartó de la barandilla y fue directamente hacia ella, con pasos inseguros pero continuados...

- Buenas noches - Le susurró, con una sonrisa sarcástica, lo serían, seguro que ya tenía a una nueva víctima.

- Hola - Como siempre, indecisa, no sabía cómo actuar. - Hacía tiempo que no nos encontrábamos ¿verdad?.

Y así era, los dos 'yos' de una misma persona, habían estado actuando a las espaldas de la competencia intentando ganar, pero ahora tocaba una alianza...

- ¿Sabes que hora es? - Preguntó el alma oscura, señalando con la cabeza el reloj del pueblo y con el pulgar el campanario mientras se apartaba desdeñosamente un mechón de pelo que le caía por la cara.

- No... - Contestó el lado indeciso.

DONG... Las dos se giraron DONG... Hacía mucho tiempo que el campanario no funcionaba DONG... Pero ahora las estaba dejando sordas DONG... Era hermoso el espectáculo DONG... Pero daba dolor de cabeza DONG... Los pájaros que aún dormitaban en la zona se alejaron DONG... Era un sonido espectral DONG... Daba miedo DONG... Ya faltaban menos DONG... Muchísimo menos DONG... Pero no hacía falta comer las uvas DONG... Sólamente contar las 12 campanadas.

Se miraron una a la otra, el día había llegado.

- Felicidades, que seas muy feliz al menos este día jovencita - Siseó el alma oscura, no se burlaba, no sentía lástima, simplemente comprensión y cariño...

- Gra-gracias - Comentó sorprendida, la parte indecisa.

Cada una se dio la espalda, el momento había llegado y había pasado, ahora tocaba volver a luchar por conseguir la personalidad completa.

Saludos.

Recordad: Morded o Seréis Mordidos

    # Escuchando...  Rhapsody; land of inmortals

0 mordiscos:

  

  

Visitas desde octubre 2002: (Estadisticas)